https://www.facebook.com/dentistajavierperez.es/?ref=page_internal&hc_ref=PAGES_TIMELINE

Si pretendemos ganarnos el reconocimiento de la Unesco para Cádiz como patrimonio de la humanidad deberemos ser un poco más creativos y precisar afinando más en la iniciativa.


Como ciudad Cádiz carece del carácter integral que caracterice a la ciudad y que la identifique haciéndola única como le ocurre a Tarragona o Mérida con su legado de época romana, o a otras capitales de Castilla de esplendor medieval, o a Santiago de Compostela con su peregrinación católica de repercusión mundial. En Antequera se ha obtenido recientemente este reconocimiento pero no como ciudad sino al Sitio de los Dólmenes.


Aprendamos la lección y enfoquemos la propuesta en algo propio de Cádiz y único, que no se pueda encontrar en otro sitio y que sirva de atractivo turístico cultural.


La época dorada de la ciudad históricamente ha venido por su localización geográfica como puerto de enlace del comercio marítimo primero con África y las Islas Canarias y a partir de los Reyes Católicos con América. Un legado que nos queda del auge comercial con el nuevo continente es la curiosa construcción de elementos arquitectónicos únicos que se acostumbraba a realizar en las casas de comerciantes locales y sobre todo ingleses, franceses, holandeses y los italianos de Génova y Venecia ( a la que nos une la importancia de su carnaval ) .

A estas alturas habréis adivinado que me refiero a las torres-mirador de las azoteas de Cádiz construídas para ganar altura y tener control visual para vigilar el tráfico marítimo que entraba por la Bahía. Son una señal identificativa de ese pasado y quedan como muestra del poder económico de nuestra ciudad.

Si tenemos algo característico nuestro y encima exclusivo aprovechemos la ocasión para ofrecerlo al visitante y así vender mejor el atractivo de Cádiz con mas motivo si lo respalda un reconocimientode una entidad de prestigio mundial como la UNESCO.

Las medidas necesarias a tomar para ello serían el fomento del adecentamiento de las más de 120 que nos quedan en pie de las 167 que se llegaron a levantar en su época. Mediante la rehabilitación de las torres existentes, bien sea por iniciativa de sus propietarios o con incentivos municipales, de la Junta de Andalucía, del Ministerio de Cultura y de la Unión Europea. Sería posible potenciar su atractivo mediante innovadoras soluciones de iluminación led multicolor que se modificaran en intensidad y tonalidades o que proyectaran escenas sobre las torres.

Haría falta también el respaldo de actividades de promoción de rutas turísticas que realizasen visitas guiadas tanto a pie de calle como desde puntos estratégicos a los que subir a divisar la fisionomía gaditana observando su perfil desde las alturas como se hace actualmente en la Torre Tavira. Podrían adecentarse para su acceso edificios de titularidad pública y facilitar que particulares pudieran permitir también la visita a los turistas habilitándoles para el cobro de la entrada o incentivándoles con una reducción del IBI. Una entidad a la que se podría proponer la organización de dichas actividades sería Adip-Cádiz, con gran experiencia en iniciativas culturales y de difusión del patrimonio histórico local, integrado por personas conocedoras y apasionadas sobre estos temas.

Si encima se pudieran sumar propuestas no sólo de rehabilitación sino de construcción en adelante de nuevas torres-mirador o terrazas para la celebración de eventos y su visita al público pues mejor todavía.

Tener siempre muy claro que es algo difícil de conseguir y que requiere el acuerdo de muchas partes ( gobernantes locales, provinciales, autonómicos y estatales por encima de las siglas de sus partidos políticos en beneficio de toda la ciudad, propietarios, hosteleros, entidades culturales, sector inmobiliario y sobre todo el turístico y los mismos ciudadanos de a pie que se impliquen con las propuestas ) con un enfoque multidisciplinar para organizarse y alcanzar objetivos pero que si todos remamos en la misma dirección podemos conseguir el reconocimiento de las torres-mirador de la ciudad de Cádiz como patrimonio de la humanidad.

Atraigamos a la ciudad un perfil de visitante interesado en la cultura que siempre dejará al sector comercial y hostelero una mejor fuente de ingresos que los visitantes de la fiesta del carnaval. Alguien dispuesto a pagar una pequeña entrada o una visita guiada no parece que sea del tipo de turista que se siente en una plaza a consumir alimentos y bebidas de una tienda de alimentación sino que en su búsqueda de conocer Cádiz acudirá a los restaurantes más conocidos y prestigiosos aprovechando además la bonanza del clima que disfrutamos todo el año que atraería visitantes de forma permanente.

Sólo es cuestión de un poquito de sentido común y tener algo de iniciativa y llevarla a cabo con pasión por nuestra ciudad.


Para apoyar esta iniciativa puedes suscribirla apoyando con tu firma clicando en change.org en el enlace


https://www.change.org/p/h-e-mrs-maria-teresa-lizaranzu-perinat-ambassador-permanent-delegate-c%C3%A1diz-patrimonio-de-la-humanidad-por-la-unesco?recruiter=612294020&utm_source=share_for_starters&utm_medium=copyLink

Publicado: 28 de Febrero de 2017 a las 18:29