Influenciado por la personalidad de cada uno, el ritmo de vida, la herencia genética y la forma de canalizar nuestras energías al mundo externo.
Hay que tomarse las cosas de manera diferente y reparar las consecuencias del efecto permanente de un daño autoinfringido por exceso de funcionamiento de los movimientos masticatorios incluso cuando no estamos comiendo.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted