Publicado: 16 de Febrero de 2017

El tabaco es el peor enemigo de tu boca y es prácticamente incompatible con mantenerla limpia y sana afectando dientes, encías y mucosa oral.