La prevención en Odontología, al igual que en otros aspectos relacionados con nuestra salud, en muchas ocasiones es menospreciada o no tenido en cuenta. En la mayoría de los casos, las personas acudimos al dentista solo cuando surge algún problema del que ya se evidencian síntomas. Para evitar que esto ocurra hay que ser conscientes de que un diagnóstico precoz siempre facilitará la curación de cualquier patología, o hará que su avance sea mucho menos agresivo.