Investigadores españoles han desarrollado un método para crear materiales capaces de generar esmalte dental y hueso.