Publicado: 13 de Octubre de 2018

En todo caso lo seguro es que te cobran la cuota cada mes hagas uso o no del mismo. El recibo te lo cobran y ni corren ningún riesgo de asumir gasto alguno ni pagan nada a los profesionales que atienden a sus asegurados que están obligados a hacer algunos tratamientos gratis y el resto a menor coste con la promesa de que les van a meter más pacientes en la consulta.
Los facultativos no tienen otra que rebajarse a atender afiliados de aseguradoras que cuentan con la red comercial más eficaz, la de las entidades financieras.
Negocio seguro, cobran cuotas mensuales fijas por servicios que prestan profesionales, ajenos a la entidad y que no son remunerados por ella, a sus asegurados tanto si utilizan dichos servicios de tratamientos de salud como si no. El dentista sí que cobra, pero directamente del asegurado con tarifas reducidas impuestas por la aseguradora.